Buscar
  • La Paz Grupo Empresarial

Los verdaderos medicamentos efectivos para la calvicie masculina



La alopecia androgenética es la alopecia más importante dada su gran frecuencia. Es la forma más común de pérdida del cabello y forma parte de nuestro fenotipo genético (Expresión de los genes físicamente). Es tan frecuente este tipo de alopecia que se ha llegado a decir que los que no la desarrollan son una minoría. La influencia de los andrógenos sobre la caída del cabello era ya conocida en la antigüedad.

Los griegos sabían que los jóvenes castrados antes de la pubertad no desarrollaban la alopecia androgenética a pesar de su historia familiar. Sin embargo, los jóvenes castrados después de la pubertad si la podían desarrollar. Una vez que los folículos han sido expuestos a los andrógenos son condenados a ser sensibles a éstos y la alopecia se puede desarrollar. Se conoce como androgenética por la influencia de los andrógenos en su etiología.


El proceso sucede de forma progresiva durante la adolescencia y continua toda la vida. A partir de la adolescencia, por efecto de la dihidrotestosterona (hormona más potente que la testosterona y procede de la misma) sobre el folículo pìlosebáceo (estructura primordial para el crecimiento del cabello), se va produciendo la atrofia (daño celular paulatino) del cabello y una hipertrofia (aumento de la función y tamaño de una célula) de la glándula sebácea (célula encargada de la secreción de grasa).


Por consiguiente la dihidrotestosterona produce:

 -Primero una miniaturización del cabello.

 -En los nuevos ciclos capilares, el cabello es cada vez más corto y fino, en relación con las áreas  no afectadas.

 -No se desarrolla en todos los folículos al mismo tiempo, unos se afectan más que otros.

 -La unión de los andrógenos a los receptores del folículo produce una alteración, que reducen y  enlentecen la producción y el crecimiento del cabello.

En cambio la alopecia androgénica en mujeres puede ocurrir por fluctuaciones hormonales. La interconversión de los esteroides puede actuar en algunas situaciones como el embarazo o por la toma de anticonceptivos. Los cambios bruscos cuando se comienza o se termina a tomar anticonceptivos o al inicio o término del embarazo, pueden producir un inicio de la alopecia androgénica. Los tratamientos actuales de este tipo de alopecia son los siguientes: Minoxidil, Finasteride, shampoo con ketoconazol, nutrientes capilares (cistina, vitaminas, minerales), repoblación de cabellos, microinjertos, megasesiones.




1.   Minoxidil (venta sin prescripción médica)



Es un vasodilatador (aumenta el riego sanguíneo del folículo piloso) de uso tópico, que se emplea tanto en hombres como en mujeres que sufren caída del cabello. Su efecto se suele ver a partir de los tres meses de tratamiento, tras aplicar 2 mililitros de producto al día en las zonas afectadas. Sus efectos  beneficiosos son aumento del grosor del pelo y del ciclo celular, por tanto el pelo se cae más rápido pero así mismo inicia uno más fuerte. No obstante, advierte de que “si se abandona el minoxidil en tres meses, desaparece la mayor parte del beneficio”.

Dosis: 1 mililitro (ml) en la mañana y 1 ml en la noche sobre las áreas más afectadas. El medicamento deber permanecer sobre la superficie como mínimo 4 horas.

A pesar de sus beneficios, el producto tiene algún efecto secundario:

 • Hipertricosis (aumento de pelo no deseado)

 • Xerosis (resequedad de la piel)

 • Picor.

 • Eritema (enrojecimiento de la zona donde se aplica)

 • Dermatitis irritativa (inflamación de la piel donde se aplica)

Aunque es más raro que suceda, también pueden darse:

 • Mareos.

 • Cefaleas (dolor de cabeza)

 • Mialgias (dolor muscular)

2.   Finasteride



El finasteride oral, por su parte, sólo se emplea en hombres o mujeres postmenopáusicas, ya que, empleado en mujeres embarazadas o en edad fértil puede suponer un riesgo para el feto. Es un fármaco empleado por millones de pacientes desde hace más de 20 años.

En este tratamiento, serían necesarios entre tres y seis meses de ingesta para apreciar la mejoría y la dosis mínima efectiva es de un miligramo al día. Se ha demostrado que el finasteride es más eficaz y seguro que el minoxidil para la caída del cabello, pero combinado sería una excelente forma terapéutica para atacar alopecias más agresivas y de rápido desarrollo.

Dosis: 1 miligramo diario especialmente en la mañana antes de desayunar.

Aunque no está exento de efectos secundarios:

 • Disminución de la libido.

 • Reducción del volumen de eyaculación.

 • Disfunción eréctil (en aproximadamente el uno por ciento de los casos).

La academia también habla de la ginecomastia (aumento del tamaño de las mamas en los hombres) dolorosa, un efecto muy poco común que es reversible tras dejar el tratamiento.


3.   Derivados imidazólicos: Shampoo con ketoconazol al 2% (venta sin prescripción médica)




Frecuencia de uso: 2 a 3 veces por semana, en el momento de la aplicación dejar la espuma durante mínimo 5 minutos y de ahí enjuagar con bastante agua.

 • El ketoconazol es beneficioso para las personas con Alopecia androgénica.

 • Los resultados pueden apreciarse a partir de los seis meses.

 • Se aprecia una mejoría en la densidad capilar y en el grosor y proporción de los cabellos en fase de crecimiento.

 • Esta última mejoría es -según estudios- similar que la que puede ofrecer el Minoxidil al 2%.

 • El ketoconazol tiene un efecto beneficioso cuando se combina con Finasteride, aumentando su eficacia.

 • El uso superior de este químico al 2% no ofrece mayores resultados.

 • Para combatir la caída del cabello, se sugiere utilizarlo dos veces por semana. Quienes padecen dermatitis seborreica pueden utilizarlo hasta tres veces.

4.   Trasplante de cabello




“Cuando no es posible recuperar el cabello mediante tratamiento médico, se puede dar solución estética a las áreas alopecias despobladas mediante el trasplante capilar”,

El trasplante capilar consiste en colocar el pelo de una zona del cuero cabelludo que no tiene alopecia, llamada zona donante, en otra zona que carece de pelo, conocida como zona receptora. Una vez hecho el cambio, el pelo trasplantado tendrá las mismas características que cuando estaba en su ubicación inicial y no seguirá el proceso de alopecia.

Además de los anteriores, la academia menciona otros posibles como los tratamientos tópicos como el ácido retinoico y los sistémicos, espironolactona y flutamida (los últimos dos venta sobre receta médica)


NOTA:

Los Shampoos anticaída no son eficaces

Otros remedios como los shampoos o mascarillas anticaída, “solo pueden actuar sobre el tallo del pelo y no tienen capacidad para influir sobre el bulbo piloso (parte funcional del tallo del pelo), que es donde se genera dicho tallo, por lo que no tienen efecto sobre la caída del pelo”, asegura Olalquiaga. Lo corrobora Roche, que afirma que “no son eficaces”.

Tampoco funciona ningún otro cosmético. “Otra cosa es que determinados cosméticos capilares mejoren la apariencia del tallo del pelo, pero sin actuar sobre la producción del mismo”



“NO se deje engañar los anteriores medicamentos mencionados, están basados en evidencia clínica de mejora y no sobre expectativas de venta para beneficiar a un timador”




📷

3185358958

©2019 by La Paz Funerales.